¿Qué es el ISO de una Cámara y Como Configurarlo?

El uso de ISO automático puede ser útil cuando están sucediendo muchas cosas y no tienes tiempo suficiente para responder a las condiciones cambiantes de luz con la suficiente rapidez. Conoce más sobre el tema con esta sencilla guía. ...
Publicado
Actualizado
Engagements 0 Comentario

Si deseas convertirte en un verdadero experto en fotografía, no debes perderte los consejos que tenemos en este blog. En esta ocasión aprenderás todo lo que necesitas saber acerca del ISO de tú cámara.

En términos muy básicos, ISO es simplemente una configuración de la cámara que aclarará u oscurecerá una foto.

A medida que aumentes tu número ISO, tus fotos se volverán progresivamente más brillantes. Por esa razón, ISO puede ayudarte a capturar imágenes en entornos más oscuros o ser más flexible con respecto a la configuración de apertura y velocidad de obturación.

ISO aumenta o disminuye el brillo de una fotografía, pero también afecta tanto a los niveles de grano / ruido como al rango dinámico.

En la configuración ISO más baja (base), tus imágenes tendrán la menor cantidad de ruido y el rango dinámico más alto, lo que te brindará la mayor flexibilidad en el pos procesamiento.

A medida que aumentas el ISO, los niveles de ruido aumentan y el rango dinámico normalmente también disminuye.

Pero antes de entrar de lleno en el tema de esta singular función, aprendamos ciertos conceptos básicos en fotografía:

¿Qué es el Grano en Fotografía?

El grano o granularidad de la película es la textura óptica aleatoria de la película fotográfica procesada debido a la presencia de pequeñas partículas de plata metálica, o nubes de tinte, desarrolladas a partir de haluro de plata que han recibido suficientes fotones.

Puede ser objetablemente perceptible en una fotografía de película demasiado ampliada.

¿En qué valor debería ajustarse el ISO?

Saber cómo ajustar  el ISO puede ayudarte a tomar buenas decisiones al tomar fotografías.  Pero es bueno tener en mente que no existe un valor perfecto para cada ocasión.

Si bien tu configuración ISO básica puede producir una calidad constante, hay ocasiones en las que una configuración de cámara ISO alta es el único camino a seguir.

Si estás tomando fotografías en una situación en la que no hay suficiente luz, deberás aumentar el ISO de tu cámara.

Esto puede ocurrir en interiores si disparas sin flash. También es posible que debas aumentar el ISO cuando intentes capturar sujetos en movimiento, tales como atletas o vida silvestre.

Si aumentas tu ISO, es posible que puedas usar una velocidad de obturación rápida para congelar la acción sin introducir un desenfoque de movimiento no deseado.

Otro momento en el que puedes querer aumentar la configuración ISO es cuando estás capturando una profundidad de campo muy extensa. Esto ocurre cuando deseas mantener tantos detalles como sea posible en tu imagen, como en el caso de paisajes. En tal escenario querrás usar una configuración de apertura pequeña y un ISO más alto.

Además, ten en cuenta que existe una relación entre el obturador, el tamaño del sensor y el ISO.

Si tienes una cámara DSLR o sin espejo con un sensor más grande, es posible que puedas aumentar la configuración ISO de tu cámara sin comprometer la calidad de la imagen. Las cámaras sin espejo son bastante populares por esta razón.

Es importante saber que aumentar tu ISO puede generar más ruido en tus fotos. Disparar con un ISO bajo es una buena opción si tienes suficiente iluminación. Un ISO más bajo no sólo ayuda a reducir el ruido, sino que también te permite lograr colores más vivos.

También mejora el rango dinámico, que es la capacidad de capturar más detalles tanto en sombras como en luces.

Si estás tomando una imagen con poca profundidad de campo, (como un retrato), puedes elegir una apertura más amplia y una configuración ISO más baja.

Reconocerás las fotos con esta profundidad reducida porque el sujeto estará enfocado con nitidez, mientras que el fondo está desenfocado.

A veces, puedes utilizar un ISO bajo en tomas de espacios interiores, pero tendrás que realizar algunos pasos adicionales.

Antes que nada, deberás usar un obturador más lento para permitir que pase más luz a través de tu lente y golpee tu sensor.

Si estás filmando con una laptop  , esto presenta cierto riesgo de movimiento de la cámara, ya que aumentará el tiempo de exposición.

Minimiza este problema utilizando un trípode o colocando tu cámara sobre una estructura estable, como una mesa.

Ten en cuenta este consejo para un ajuste de obturador más lento cuando tomes fotos familiares espontáneas en interiores o si te dedicas a la fotografía profesional, como en el caso de bienes raíces.

Seleccionar los controles ISO de la cámara adecuados puede parecer un misterio. Pero con tiempo, paciencia y práctica, descubrirás que se convierte en algo natural. Veamos algunos consejos prácticos:

Consejo1: Comienza con ISO 200

Si has estado tomando fotos durante mucho tiempo, es posible que tengas el hábito de mantener el ISO en 100 para evitar el ruido en tus imágenes.  Esta fue una práctica prudente  durante los inicios de la era fotográfica.

Sin embargo, en los actuales momentos y gracias a los avances de la tecnología de las cámaras, casi no hay diferencia perceptible entre una foto tomada con ISO 200 e ISO 100.

Al utilizar ISO 200 en lugar de 100, disfrutarás de un poco de flexibilidad adicional en tus ajustes de exposición, sin un aumento del ruido digital.

Consejo 2: Usa el ISO 400 para nubes o anochecer

No dudes en mover el ISO hasta 400 (o incluso más dependiendo de tu cámara) cuando surja la necesidad.

Si estás al aire libre y hay nubes, o si el sol comienza a moverse hacia el horizonte, sigue adelante y cambia a ISO 400. Verás que hay muy poco aumento en el ruido digital en la mayoría de las cámaras a este nivel.

Consejo 3: Utiliza el ISO para detener acciones

Anteriormente, se enfrentaba a un dilema al intentar detener la acción:

1.- Aumentar el ISO y correr el riesgo de que el ruido arruine la imagen, ó

2.- Mantener el ISO bajo y correr el riesgo de que la imagen se arruine por el desenfoque debido a la velocidad de obturación más lenta que se vería obligado a usar

Obviamente, ninguna de las dos opciones era ideal. Pero ahora, con mejores cámaras y herramientas de reducción de ruido, no hay razón para no aumentar el ISO cuando estés fotografiando una acción (asumiendo que no estás tratando de desenfocarla). En ese caso, comienza moviendo el ISO hasta 800.

Consejo 4: Comienza con ISO 1600 en espacios interiores

Cuando estés fotografiando espacios interiores, no temas de aumentar tu ISO a 1600 si hay una luz razonablemente buena. Muévelo aún más alto si la iluminación es escasa.

Hay mucha menos luz en espacios interiores, aunque  no te parezca así  ya que tus ojos se adaptan muy rápidamente

ISO automático

El uso de ISO automático puede ser útil cuando están sucediendo muchas cosas y no tienes tiempo suficiente para responder a las condiciones cambiantes de luz con la suficiente rapidez.

El ISO automático es una forma automatizada para controlar el brillo de una imagen, y así podrás  concentrarte  en lograr un enfoque nítido, congelar el movimiento o desenfocar el movimiento, y obtener la profundidad de campo que desees.

Sí estás tomando fotografías durante la hora dorada, que es la primera y la última hora de luz del día cada día, el modo ISO automático puede ser una buena opción. ¿La razón? Los cambios de iluminación cambiarán rápidamente.

Mantén el ISO bajo cuando utilices un flash

En la mayoría de los casos, podrás mantener los controles de la cámara ISO en un ajuste bajo cuando uses un flash. Apunta a una clasificación de cámara ISO entre 100 y 400, si es posible.

Tu flash debe emitir suficiente luz para compensar el ISO bajo. Si está utilizando un flash en entornos con poca luz, es posible que deba aumentar el ISO a 800 o a 1,600.

Esperamos que hayas aprendido y disfrutado con todos estos consejos.

 

Comprar y Vender criptomonedas nunca fue tan fácil

Entra y compruebalo, dale click en la siguiente imagen.

Comentarios