¿Cómo tomar fotos en casa?

Aprende a tomar fotos en tu casa como todo un profesional. Te enseñamos las bases claves para que tus fotografías queden espectaculares. ...
Publicado
Actualizado
Engagements 0 Comentario

¿Quieres realizar fotos espectaculares de tu casa? ¡Pues entonces no debes perderte los excelentes consejos que tenemos para ti!

Una habitación a la vez.

Si deseas compartir estas fotos probablemente querrás ordenar cualquier espacio que vaya a ser fotografiado. Piensa en ello como el equivalente a tomar retratos familiares. Claro, tu casa probablemente no se mantenga tan limpia todo el tiempo, pero no aparecerías en un estudio de retratos con tus pantalones de yoga y el maquillaje de ayer.

Los niños, las mascotas o los compañeros de cuarto desordenados pueden frustrar tus planes de mantener tu lugar impecable durante más de veinte minutos, por lo que se sugiere que fotografíes una habitación, o incluso una pared, a la vez.

Los expertos suelen  distribuir las fotos de recorridos por casas entre dos o tres tardes consecutivas.

Observa tu hogar a través de tu lente.

Haz una lista de todos los espacios que quieres fotografiar. Mientras recorres tu casa, toma una fotografía del espacio que deseas destacar y luego ve cómo luce en tu cámara.

¿Te gusta la composición de las cosas? ¿Se vería mejor una toma vertical que una horizontal? ¿Hay cables que sobresalen de cosas que puedan distraer el resto de la toma? ¿Necesitas editar cualquier desorden?

Mirar a través de tu cámara te ayudará a notar estas cosas y cambiarlas antes de tomar fotos. Luego puedes experimentar con ángulos y distancias. Al igual que hacer autorretratos o fotos de atuendos, es posible que tengas que tomar muchos antes de encontrar el más favorecedor.

Manten tus líneas rectas

¡Mantén tus verticales verticales y, cuando tomes una perspectiva de un punto, tus horizontales también! Nuestro cerebro es capaz de darse cuenta de que las puertas son verticales incluso si las vemos desde una vista en ángulo, pero la cámara no lo es. El uso de un trípode y una cabeza de trípode con niveles de burbuja hace que sea más fácil mantener las líneas rectas.

Mantente en línea

Cuando estés  realizando una serie de fotos en un solo interior, hazlo desde la misma altura. Esto crea una visión general más equilibrada del espacio, y eso es mucho más fácil para la vista al ver las fotos. De lo contrario, el espectador se sentirá como si estuviera dando saltos por la habitación cuando mira las imágenes. Los expertos suelen sostener su cámara a la altura del pecho, entre el techo y el piso. De esa manera podrás  observar por encima de la mesa y las encimeras.

Realiza las fotos con luz natural.

Así que apaga todas las luces. Las bombillas provocan sombras terribles y tintes de color.

Como seres humanos, somos muy capaces de interpretar el tono amarillo de las bombillas incandescentes o el verde apagado de las luces fluorescentes como luz blanca, pero la cámara no tiene cerebro para entender los colores como nosotros.

Vale destacar que el flash es ampliamente rechazado por los expertos. La luz tiene que venir de direcciones naturales y el flash perturba ese sentimiento.

Los días nublados son los mejores:

Cuando se trata de tomas externas se recomienda trabajar en días soleados, ¡pero eso es sólo para las tomas al aire libre! Cada casa en sus alrededores se ve mejor cuando brilla el sol y el cielo es azul.

Pero la luz del sol crea una diferencia muy marcada entre las luces y las sombras en el interior, especialmente cuando brilla directamente a través de las ventanas. Entonces, cuando se trata de filmar interiores se recomiendan  los días nublados. Las nubes funcionan como una gran caja de luz que crea hermosas sombras suaves.

¡Escenario, escenario, escenario!

Las mejores fotos de interiores están cuidadosamente diseñadas. En primer lugar, deberás eliminar todo el desorden como cordones, cables, correo, etc. Básicamente, cualquier cosa que no esté destinada a la decoración.

No tengas miedo de quitar o reposicionar accesorios y muebles para crear una mejor composición.

Dependiendo del objetivo, deberás eliminar cosas como interruptores de luz y enchufes en Photoshop también, a menos que esté filmando bienes raíces: ¡por lo tanto, debe mantener las cosas reales!

Crea espacio:

La parte más difícil de la fotografía de interiores (además de la luz) es la falta de espacio. Por lo tanto, no tengas miedo de mover los muebles cuando se interpongan en el camino para crear una hermosa toma. O dispara desde el pasillo a la habitación en el punto en el que ya no verás los postes de las puertas en el visor.

Acércate

Crea vistas generales de las habitaciones, pero no te olvides de tomar viñetas y primeros planos también. Una viñeta es una imagen que funde gradualmente en blanco o negro hacia los bordes y que se realiza mediante una máscara de forma adecuada.

En ellas puedes capturar el estado de ánimo del espacio.

Cambia tu apertura:

Haz que el orificio de luz que ingresa a tu cámara sea lo más grande posible porque también es responsable de la profundidad de campo. Un primer plano de un jarrón se ve mucho mejor con un fondo borroso. ¡No olvides aumentar la apertura cuando vuelvas a realizar una vista más amplia!

Evita los lentes de gran angular.

Esto es un poco contradictorio. Una lente gran angular hace que los elementos cercanos a la cámara parezcan más grandes y los elementos lejanos, más pequeños. Esta distorsión se siente antinatural. En su lugar, se recomienda usar una lente normal y alejarse del sujeto para que obtengas todo cuanto puedas en la toma.

Retroceder y usar una lente con una distancia focal normal y no un gran angular pone todos los elementos en una proporción cómoda entre sí. De esta forma se evita la distorsión que crearía una lente gran angular. Por supuesto, la compensación es que no vemos toda la habitación, pero tenemos una agradable sensación de la habitación.

Cambia la configuración de tu cámara a RAW.

De las muchas razones para disparar en modo RAW, una de las mejores es porque te permite tener el mayor control sobre tu imagen final. Los archivos RAW conservan mucha más información fotográfica, lo que te permite recuperar áreas aparentemente quemadas o subexpuestas, ajustar el balance de blancos con mayor precisión y determinar el tamaño final de su foto.

¡Edita todas las fotos!

El software de edición es imprescindible para mejorar tus imágenes y obtener los mejores resultados. ¡Es donde puedes crear magia real! Echa un vistazo al archivo RAW sin editar y veras que el resultado es  la misma foto.

Es un buen ejemplo para los estudiantes de fotografía de interiores para mostrarles cómo pueden recuperar una imagen aparentemente fallida en algo que aún se puede usar al dar el paso y cambiar de disparar en jpeg a RAW.

"La práctica en conjunto con la asimilación de estos conceptos harán de ti un verdadero experto"

 

 

Comprar y Vender criptomonedas nunca fue tan fácil

Entra y compruebalo, dale click en la siguiente imagen.

Comentarios